COMBINACIÓN DE VEGETALES PARA UNA ENSALADA PERFECTA


COMBINACIÓN DE VEGETALES PARA UNA ENSALADA PERFECTA

Estas son las reglas de oro que merece la pena seguir para poder elaborar un sinfín de ensaladas y no aburrirnos nunca:

1. Mezcla lechugas (y otras verduras de hoja)

  • De hoja suelta: la variedad más antigua, que tienda a ponerse roja y es más amarga (la más conocida es la Trocadero)
  • Butter: conjunto abierto de hojas blandas y tiernas, con nervios pequeños, poco presente en España.
  • Batavia: conjunto semiabierto de hojas lozanas y densas. La popular lechuga de hoja de roble pertenece también a esta variedad.
  • Romana: cabeza floja de hojas grandes y alargadas, con nervios prominentes. Tradicionalmente es la que más se ha consumido en España.
  • Crisphead: cabezas grandes, envueltas y apretadas, de hogas crujientes y quebradizas. Es la variedad a la que pertenece la omnipresente lechuga iceberg, la que mejor se conserva, y, también, la más insípida.

2. Usa vegetales de temporada

El tomate es junto a la lechuga el ingrediente omnipresente en casi  todas las ensaladas .

La variedad de frutas y hortalizas que se pueden incluir en una ensalada tiende a infinito. No todas las combinaciones funcionan igual de bien, pero desde luego merece la pena jugar a encontrar nuestra ensalada favorita (o buscar inspiración en el recetario).

No temas, tampoco, a añadir algún sabor dulce. Cebolla caramelizada, higos, boniato asado, semillas de granada, fruta en conserva natural o frutas pasas son buenas alternativas para añadir un punto refrescante a la ensalada.

3. Añade proteínas

De poco sirve apostar por una ensalada como plato único pensando en que es una comida saludable (y que nos puede ayudar a adelgazar) si a las dos horas estamos muertos de hambre y nos pillamos un sándwich industrial en una máquina de vending. La única forma de que una ensalada de hoja verde sea saciante es que esta incluya proteínas.

Lo ideal es apostar por un elemento proteico principal, como mucho dos, que sea protagonista en la ensalada. 

  1. Apuesta por las texturas crujientes

Aunque las hojas verdes y las verduras crudas ya suelen aportar un punto crujiente, es una cualidad fantástica en las ensaladas que puede potenciar con otros elementos. Los frutos secos y las semillas, tostadas ligeramente, cebolla frita bien crujiente, chips de verduras, nachos, picos de pan, regañás, galletitas saladas, etc.

5. Prepara el aliño aparte

El aliño es un elemento clave de la ensalada y también admite numerosas variaciones, por ello es importante que lo preparemos aparte. Echar aceite, vinagre y sal alegremente a las ensaladas, sin calcular cantidades, es la mejor forma de arruinar el que podría haber sido un buen plato.

6. Utiliza productos de calidad

Mi hortelano, “la marca preferida de los chef”, es tu mejor opción al momento de comprar alimentos más que orgánicos en Bogotá, porque te brindamos frescura en todos nuestros productos.

Síguenos en Facebook e Instagram y aprende más de alimentación consciente para una vida saludable.