PASO A PASO PARA INCORPORAR LOS VEGETALES EN LA ALIMENTACIÓN DE NUESTROS HIJOS


PASO PARA INCORPORAR LOS VEGETALES EN LA ALIMENTACIÓN DE NUESTROS HIJOS

¿Cómo ir incorporando los vegetales en la alimentación de nuestros hijos?

La paciencia ante todo.

Estas se deben ir introduciendo poco a poco y con mucha paciencia por que al principio las rechazan. La clave fundamental para conseguir que nuestros niños coman verduras es no forzarlos nunca, ni retarlos, ni ponerles castigos, ya que asi no crearán un rechazo psicológico a las verduras y una mala asociación del sabor y la comida. La constancia y una buena educación en alimentación son muy importantes para llevar una dieta equilibrada en cualquier etapa de la vida.

Intentarlo una y otra vez.

Las verduras presentan multitud de sabores que los niños aprenden a descubrir cada vez que prueban algo nuevo. Normalmente no tenemos la suerte de que les gusten a la primera, por ello existiran ocasiones en las que necesitarán intentarlo más de una vez. Pero hazles comprender que al menos tiene que intentarlo con un bocado. Finalmente, aunque rechacen la comida varias veces, si se les debe ir cambiando la verdura y la forma de cocinarla y estos terminarán probándola y acostumbrándose.

¡Está riquísima!, ¡qué buena!

No debemos martillearles con lo buenas que son para la salud y lo importante que es comerlas. Debemos animarlos haciendo énfasis con expresiones como: ¡están buenísimas!, ¡son deliciosas!, ¡Uhm, qué rico está! o ¡estaba deseando comer espinacas!

Predicar con el ejemplo.

Colocar en nuestros platos las mismas verduras que les demos a ellos, les permitirá que así se sientan importantes al comer lo mismo que los mayores. Generalmente los niños tienden a copiar lo que ven de sus padres.

Jugando con ellos.

Podemos llevarlos a la compra con nosotros para que sean ellos mismos los que elijan las verduras que deseen. Esta es una muy buena estrategia por que de una u otra manera los compromete. Una vez en casa, podemos animarles a que la dibujen y a que busquen información sobre ella en Internet. Se les puede pedir también que nos ayuden en la elaboración del plato, bien ordenando las verduras en la ensalada como ellos quieran o calentando ellos mismos los platos en el microondas.

¡Hoy decides tú!

En el almuerzo o en la cena le puedes dar a elegir entre dos verduras que tengas preparadas. Así conseguirás que el niño sienta que su opinión cuenta, además de obtener una buena pista para saber qué es lo que más le gusta y poder así introducirle nuevas recetas. Podemos mezclar vegetales que sepamos que les gustan con otros nuevos para poder ir introduciendo nuevas verduras en su alimentación.

Añadir verduras a comidas que le gustan.

Otra buena estrategia consiste en ir camuflajeando las verduras en platos que a ellos  les gusten como: (lasaña, macarrones, pizza, etc.) donde puede ser fácil introducir las verduras, basta con partirlas muy pequeñas y mezclarlas con las salsas.

En la nevera.

Es importante que el niño tenga las verduras a la vista para que se familiarice con ellas. La mejor forma de conseguirlo es ponerlas en el contenedor transparente en la nevera; donde los vivos colores, por ejemplo, de las zanahorias, tomates o pimientos, pueden llamar su atención.

Color, olor y textura.

Debemos también evitar los olores fuertes y los colores pardos. Para conseguir que tengan mejor sabor, les podemos servir las verduras con salsas (mayonesa, bechamel) y aderezos. A veces el color y sabor de algunas verduras no resultan muy agradables para los niños, siendo más atractivas comerlas crudas que cocinadas. De esta manera no sólo presentan mejor sabor, sino que además su textura será más crujiente y presentará mayor aceptación por parte de los más pequeños.

Los purés.

Papillas o purés son plato indispensables y universales en la alimentación infantil. Tanto su composición, equilibrio de sus nutrientes y su digestibilidad hacen de él un plato ideal para el crecimiento y desarrollo del niño. Cuando se los elaboremos, debemos de tener la precaución de triturarlos bien para que no tengan "cosas redondas y misteriosas", que les hagan sospechar que hay verduras y rechacen la comida. Esta forma de cocinar las verduras es muy adecuada para ellos, además de darnos la posibilidad de introducirlas en gran variedad.

 

Mi hortelano, “la marca preferida de los chef”, es tu mejor opción al momento de comprar alimentos más que orgánicos en Bogotá, porque te brindamos frescura en todos nuestros productos.

Síguenos en Facebook e Instagram y aprende más de alimentación consciente para una vida saludable.