¿QUIÉNES DEBERÍAN LLEVAR UNA DIETA CELÍACA?


¿QUIÉNES DEBERÍAN LLEVAR UNA DIETA CELÍACA?

¿Quiénes deberían llevar una dieta celiaca?

Muchas personas  dicen sentirse mejor tras adoptar una dieta sin gluten, la glicoproteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno, aunque muchos que lo evitan, no padecen de enfermedad celíaca, trastorno autoinmune que ataca los intestinos y otros tejidos cuando se consume gluten.

Se sabe que aproximadamente 1 de cada 140 personas sufren enfermedad celíaca, que puede permanecer latente por muchos años y revelarse a cualquier edad. La verdadera incidencia podría ser mucho más alta. En un estudio realizado,que siguió a niños nacidos de 1993 a 2004 hasta los años de su adolescencia, el 3.1 % de ellos resultó tener celiaquía.

Las consecuencias en la salud de la enfermedad celíaca incluyen daños al  intestino. Además, no detectar la enfermedad celíaca asintomática a temprana edad puede causar un mal desarrollo de los huesos y entorpecer el crecimiento, lo que puede originar un alto riesgo de fracturas, tanto antes como después del diagnóstico de la enfermedad celíaca, lo que puede no ocurrir antes de los 40 o 50 años.

No obstante al  interés actual en el gluten, es muy  probable que haya mucha gente con enfermedad celíaca que no sepa que la tiene. El trastorno puede provocar una serie de síntomas vagos y en ocasiones confusos, cuya verdadera causa podría no determinarse sino en hasta diez años. Entre estos síntomas encontramos dolor abdominal, hinchazón, gases, diarrea o constipación crónica, fatiga crónica, anemia, pérdida inexplicable de peso, calambres musculares, periodos menstruales perdidos, infertilidad, aborto espontáneo recurrente, deficiencia vitamínica, decoloración del esmalte de los dientes, pérdida de masa ósea y fracturas.

Muchas de estas personas suponen que lo que sienten es normal y nunca mencionan sus aflicciones al médico. Cuando la celiaquía no diagnosticada provoca fatiga persistente o infertilidad se pierden años de calidad de vida que no se pueden recuperar.

La gente puede estar enferma por tanto tiempo que ya no sabe lo que es estar sana. No reconocen sus síntomas ni se quejan con el médico. Si se examinara a toda la población y se encontrara y tratara a la gente con enfermedad celíaca, entonces podría no haber consecuencias en la salud.

Hay otras razones por las que evitar el gluten puede mejorar la salud, como la sensibilidad a la proteína o a algún otro componente en el trigo y el efecto placebo: un beneficio genuino inspirado por la creencia de que el remedio elegido efectivamente funciona. La sensibilidad al gluten no causa los daños al intestino y otros órganos provocados por la celiaquía, aunque la gente que la padece tiende a experimentar gran variedad de síntomas. La celiaquía puede permanecer latente por muchos años y en ese tiempo pueden ocurrir daños ocultos con efectos en la salud para toda la vida y a veces irreversibles. Estos factores apuntan a que un programa de exámenes para detectar la enfermedad oculta podría salvar la salud de millones de personas, especialmente de niños cuyo crecimiento podría verse obstaculizado y que podrían sufrir otros problemas de largo plazo por una enfermedad celíaca no diagnosticada ni tratada.

 

Mi hortelano, “la marca preferida de los chef”, es tu mejor opción al momento de comprar alimentos más que orgánicos en Bogotá, porque te brindamos frescura en todos nuestros productos.

Síguenos en Facebook e Instagram y aprende más de alimentación consciente para una vida saludable.